Get Adobe Flash player

Taboleiro de anuncios

Sallenet

Lema do ano

Somos La Salle. Lema curso 2018-19

Revista curso 2017-18

CARA AO MAR

Archivos

PROYDE: 30 años

PROYDE: 30 años

Facebook

Síguenos en Twitter

Excursión de fin de curso 3º y 4º ESO en Madrid

Los alumnos de 3º y 4º de ESO, acompañados de sus tutores, han disfrutado de 5 días en Madrid (del 21 al 25 de mayo) para conocer su cultura, sus principales monumentos, convivir todos juntos y disfrutar de una jornada de diversión en el Parque Warner Madrid. Estando instalados en Camping Alpha de Getafe, la sucesión de las actividades se desarrolló de la siguiente manera:

La primera jornada conllevó madrugar para salir a las 7:00 de la mañana y tras las paradas pertinentes visitar la ciudad de Ávila. En uno de sus parques, al pie de las murallas medievales, hicimos nuestra primera comida. Aprovechamos dos horas para recorrer sus calles empedradas, conocer sus principales palacios, la catedral y, caminando a través de su puente romano y bordeando el río Adaja, nos dirigimos al mirador de los Cuatro Postes para, desde allí, realizar unas magníficas fotos panorámicas de la ciudad y la muralla. No acompañó demasiado el tiempo, ya que llovía, pero disfrutamos la visita a la ciudad.

Continuamos camino hacia Madrid, y visitamos el Parque Europa, situado en Torrejón de Ardoz. En dicho parque, hay las réplicas de 18 famosos monumentos europeos y los alumnos y alumnas tuvieron que pasar las pruebas de una divertida gymkhana para lograr un premio suculento. Llegada al camping, cena y una animación nocturna antes de ir a descansar para coger fuerzas para el segundo día.

La segunda jornada estuvo repleta de actividades. Por la mañana realizamos una visita guiada, la primera parte en autobús recibiendo explicación de los lugares más emblemáticos del Madrid de los Austrias y, con posterioridad caminando, donde visitamos y recibimos explicaciones de cómo son y qué representan lugares como la Plaza de España, entramos en el Mercado de San Miguel, y paseamos por la Plaza de la Villa y la Plaza Mayor para terminar el recorrido después de tres horas de caminata cerca de la Puerta del Sol.

Tras una larga mañana, aprovechamos para comer en el ‘Museo del Jamón’ y tuvimos un pequeño tiempo para realizar algunas compras por la zona de la Puerta del Sol.  A las 16:00 teníamos hora para visitar las instalaciones del Palacio Real y su Real Armería. Una vez dentro del Palacio pudimos contemplar todo el lujo que representa un palacio. Durante una hora, una guía nos fue explicando la historia de las distintas dependencias,  obras de arte, lámpara, sillones… todos salimos impresionados de esta visita por la grandiosidad de lo que acabábamos de observar. Una vez acabado,  rendimos visita a Nuestra Señora de la Almudena, patrona de la ciudad entrando en su catedral y conociendo su interior y después nos desplazamos hasta el Templo de Debod (antiguo edificio egipcio que fue regalado a España por su ayuda para salvar los templos de Nubia) donde sacamos unas fotos de recuerdo. Para terminar la tarde, visitamos el Centro Comercial ParqueSur para hacer unas compras como recuerdo para los familiares. Tras la cena, nueva velada nocturna y descanso merecido.

La tercera jornada ya empezaba a pesar en las piernas. Dedicamos la mañana al Museo del Prado. Tuvimos una visita guiada de hora y media donde una especialista ‘entrenó’ nuestra mirada para que prestásemos atención a objetos que los pintores introducen en sus cuadros para transmitirnos mucho más de lo que se ve a simple vista por medio de cuadros muy representativos. Cabe destacar las palabras de nuestra guía: “se necesitaría una vida entera para ver todas las obras allí existentes…” , pero, durante nuestro deambular por las salas, quedamos fascinados con las obras que allí se ubican y fuimos capaces de “sacarlas” de los libros de texto y convertirlas en realidad. Tras la visita guiada, exprimimos el tiempo que nos quedaba para contemplar todas las obras posibles y, al marchar,  llegamos a la conclusión que contemplar las grandes obras de los mejores pintores del mundo en persona (Goya, Velázquez, Rembrandt, El Greco, Boticelli, Murillo, y un largo etcétera) fue muy emocionante.

Tras la comida en una pizzería de la ciudad, paseo por el Retiro, para conocer sus elementos arquitectónicos más importantes y demostramos nuestra habilidad con los remos en las barcas del estanque. A las 18:00 teníamos una cita muy esperada, porque visitamos el nuevo estadio del Atlético de Madrid, el Wanda Metropolitano. La guía nos enseñó el interior del estadio, vestuarios, salas VIP, palco, sala de prensa, salida al campo y llegamos a pie de césped. En la tienda, tuvimos ocasión de comprar algunos recuerdos y tras pasar por el Paseo de las Estrellas y las fotos de rigor con el lema de club, nos retiramos al cámping. Los más futboleros (y menos cansados) tuvieron una hora de fútbol y tras la cena, nueva velada nocturna.

La cuarta jornada fue un día íntegro en  Parque Warner Madrid, espectáculos, atracciones, diversión a raudales… Las caras de felicidad (y cansancio) de todos al final de la jornada demostraron que fue un día intenso y que lo vivieron a tope. Como colofón, para nuestra última noche, los profesores habían organizado una velada especial: noche de discoteca. La verdad es que el cansancio acumulado no les permitió desarrollar todas sus habilidades en el baile, pero nos permitió tener una noche diferente.

La última jornada no se desaprovechó ni lo más mínimo, ya desde el desayuno, cantando el cumpleaños feliz a Andrea que cumplía años ese día y le preparamos una sorpresa entre todos. Tras salir hacia Ferrol a las 8:45 h de la mañana hicimos parada en Segovia para ver sus preciosas construcciones. Debido a la climatología tan adversa, pues durante toda la noche tuvimos tormenta eléctrica y lluvia abundante, tuvimos que cancelar la visita a la Granja de San Ildefonso que estaba prevista para antes de Segovia. En dicha ciudad, además del acueducto, vestigio romano en la ciudad, subimos al Alcázar y pudimos observar las diferencias de dos estilos y dos épocas diferentes al compararlo con el Palacio Real que estaba todavía muy reciente, la judería,  y recorrimos un trozo de la muralla, desde donde avistamos el cementerio judío. Nos maltrató bastante la climatología, pues la lluvia y el frío hicieron mella en todos. Tras comer en el Restaurante Convento de Mínimos, antiguo convento reconvertido, primero en teatro y después en restaurante, continuamos el viaje hacia Ferrol.

Queremos agradecer al personal de cámping la acogida que nos dieron y a todos y cada uno de los guías de los distintos lugares que hemos visitado. Un abrazo fuerte para los monitores de Ideotur,  que nos prepararon las veladas y desearles mucho éxito en sus proyectos de futuro.

Por último, agradecer a nuestros alumnos por su saber estar y su interés por todo, sus ganas de pasarlo bien y su cariño hacia los tutores. ¡Nuestros “peques” son los mejores! A continuación una galería de fotos de los lugares visitados.

Print Friendly, PDF & Email

Los comentarios están cerrados.