Get Adobe Flash player

Taboleiro de anuncios

Sallenet

Lema do ano

Somos La Salle. Lema curso 2018-19

PROYDE: 30 años

PROYDE: 30 años

Facebook

Síguenos en Twitter

Malala Yousafzai y Kailash Satyarthi, premios Nobel de la Paz 2014

Kailash SatyarthiKailash Satyarthi, nacido en Vidisha (India) en 1954 ha sido galardonado con el premio Nobel de la Paz 2014, por su incansable lucha para erradicar el trabajo y la explotación infantil. El premio también se ha otorgado a Malala Yousafzai, la joven activista de origen paquistaní que lucha por el derecho a la educación de las niñas en todo el mundo.

El Comité Nobel ha subrayado que «los niños deben ir a la escuela y no ser explotados financieramente «. En la concesión del premio se ha considerado «un punto importante que un hindú y una musulmana, un indio y una paquistaní, se unan en la lucha común por la educación y contra el extremismo». Y que «la lucha contra la opresión y por los derechos de los niños y adolescentes contribuye a la realización de la “fraternidad entre naciones” que Alfred Nobel menciona en su testamento como uno de los criterios para el Nobel de la Paz».

El Comité ha resaltado que Satyarthi ha «mostrando gran valor personal» y siguiendo la tradición de Gandhi, «ha liderado varias formas de protesta y manifestación, todas pacíficas, centrándose en la grave explotación de los niños para obtener beneficios financieros». Kailash Satyarthi, ingeniero informático indio, hace 28 años abandonó el ordenador para denunciar a las multinacionales que en su país explotan a niños de entre 5 y 12 años de edad, encabezando la organización Global March, que ha liberado de la esclavitud empresarial a unos 80.000 niños en más de 160 países.

Malala Yousafzai, «pese a su juventud», lleva años luchando «por el derecho de las niñas a la educación y ha mostrado con su ejemplo que los niños y los jóvenes también pueden contribuir a mejorar sus propias situaciones». Además, ha resaltado el Comité Nobel, «lo ha hecho bajo las más peligrosas circunstancias». «Mediante su lucha heroica se ha convertido en una destacada portavoz de los derechos de las niñas a la educación», ha añadido.

Malala, que acaba de cumplir 17 años, alcanzó notoriedad cuando el Ejército paquistaní echó a los talibanes del valle del Swat en 2009. Se supo entonces que ella era la autora de un diario en el que contaba cómo era la vida bajo el control de los extremistas y que se difundía en la web de la BBC en urdu. Bajo el seudónimo de Gul Makai y desde los 11 años, Malala había relatado con gran candor cómo iban aumentando las restricciones hasta que finalmente cerraron todas las escuelas de niñas. “Los talibanes han emitido una fatua que prohíbe ir a la escuela a todas las niñas”, escribió en una de las entradas. “[Hoy] sólo asistieron a clase 11 de las 27 alumnas. (…) Mis tres amigas se han ido a Peshawar, Lahore y Rawalpindi con sus familias después del edicto”. La angustia que viven las pequeñas se cuela cuando relata que una compañera le ha preguntado: “Por el amor de Dios, dime la verdad, ¿van a atacar nuestra escuela los talibanes?”. Los talibanes decapitaron a 13 niñas, destruido 170 escuelas y colocado bombas en otras cinco.

Cuando los militares pusieron fin a la tiranía de los talibanes en Swat, Malala utilizó su repentina fama para promover el derecho a la educación, con especial énfasis en las chicas. Su activismo, dando conferencias en escuelas de todo el país, fue reconocido por el Gobierno, pero no cayó bien entre los extremistas que, tras haberla amenazado en varias ocasiones, el 9 de octubre de 2012 intentaron asesinarla. Ni siquiera esa experiencia traumática ha apartado a Malala de su objetivo. Malala fue invitada a hablar ante la Asamblea General de la ONU, que declaró el día de su cumpleaños, el 12 de junio, Día de Malala.

PROYDE y La Salle se alegran de la concesión del Premio Nobel de la Paz 2014 a Malala y a Kailash. Y nos afianza en el objetivo continuado de promover una educación de calidad de niños y niñas en los países empobrecidos donde trabajamos.

Print Friendly, PDF & Email

Los comentarios están cerrados.