Get Adobe Flash player

Taboleiro de anuncios

Sallenet

Lema do ano

Somos La Salle. Lema curso 2018-19

PROYDE: 30 años

PROYDE: 30 años

Facebook

Síguenos en Twitter

El día a día en Boys’ Town

Estos días en Boy’s Town estamos descubriendo la esencia y los principios de nuestro fundador en el rostro de los niños que aquí estudian, así como en la dedicación e implicación de los Hermanos.

El cariño recibido por parte de los chicos de Boy’s Town ha sido muy intensa. En su rostro se reflejan las ganas de aprender y conocer nuevas cosas. La acogida por parte de los Hermanos ha sido muy positiva, intentando en todo momento que no nos faltara de nada y siempre vigilando que nos encontremos bien.

Cada día nos levantamos temprano para la oración con la Comunidad de Hermanos y para desayunar y así poder ir con energías a la tarea que nos han encomendado: restaurar la capilla. En estos momentos estamos con el lijado y empastado, pero vemos que va cogiendo color, o colores porque cada vez que lijamos aparecen dos o tres colores por debajo…

Aquí, cada vez que venimos de trabajar nos damos una ducha porque hace mucho calor y estamos todo el día sudando. Después de comer regresamos al trabajo; unas veces acompañamos a los chicos en sus talleres y otros días seguimos con la capilla. Al regresar tenemos la hora del deporte con nuestros «grandes» chicos: grandes de edad y algunos de estatura, pero realmente son niños ilusionados con TODO, bien sea nuevo o no porque ya lo conocían, pero realmente son chicos que con la mínimo se ilusionan, se entusiasman….es muy difícil de explicar lo que ellos te pueden llegar a hacer sentir a ti…

Después del deporte llega la hora de la cena y a continuación vamos a proponerles nosotros nuestros talleres. Para ello todo es válido a sí que cualquier cosa une para nosotros no es nada importante para ellos es un mundo. Ellos vienen a recibirnos y nos llevan a cada uno de sus «cotagge» para compartir también sus juegos.

Realmente se nos hace tan difícil explicar lo que estamos viviendo que las palabras parecen pobres frente a nuestras sensaciones. Hoy, el capellán, el padre Lucas, redentorista, nos decía en el día de la fiesta de su fundador que lo específico de nuestra labor como voluntarios es dar y recibir de los más pobres. Desde luego, estamos dando un poquito de nosotros mismos, pero recibiendo cien veces más.

Print Friendly, PDF & Email

Los comentarios están cerrados.