Get Adobe Flash player

Taboleiro de anuncios

Sallenet

Lema do ano

Somos La Salle. Lema curso 2018-19

PROYDE: 30 años

PROYDE: 30 años

Facebook

Síguenos en Twitter

Templos, dioses y niños

La lluvia, casi monzónica, refrescó Calcuta durante toda la noche, lo que no disminuyó el trajín del tráfico y los millones de personas que aparecen en cada lugar que mires. Afrontamos el último día en esta ciudad que nos ha acogido con la ilusión de seguir profundizando en la realidad de la India.

Pudimos comenzar el día con una eucaristía doméstica en la casa de las Hermanas de los Sagrados Corazones que nos acogen. Después del desayuno, salimos para visitarPrem Dan, una de las obras más características de Madre Teresa, dedicada a personas desahuciadas, si es que se puede decir algo así de un ser humano. Allí saludamos a los voluntarios, muchos de ellos españoles, y a los enfermos internos, sonrientes y animosos desde una realidad tremendamente dura. Con una voluntaria de Salamanca, Gloria, continuamos nuestro camino.

Queríamos acercarnos al hinduismo, así que en uno de los «avanzados» trenes que salen de la estación de Howrah, nos dirigimos a Belurmath, donde se sitúa un gran templo dedicado a la diosa Kali: Dakshineswar. Tuvimos incluso que cruzar el río en barca en dos ocasiones, también para visitar el complejo fundado alrededor del gurú Sri Ramakrishna, un conocido maestro espiritual de finales del siglo XIX, inspirador de un movimiento que, desde la Pléyades de dioses del hinduismo, pretende unir todas las grandes religiones. Un espacio limpio y agradable, donde nos hemos situado con mucho respeto y no poca sorpresa.

Terminan ya nuestros días de «aclimatación» en Calcuta y mañana nos dirigiremos, en tres aviones, a Madurai. Estamos deseando comenzar el proyecto en Boys’ Town y conocer a la comunidad de Hermanos que nos acogerá. Sólo nos queda agradecer su amabilidad a todas las personas en Calcuta que nos han permitido asomarnos a su realidad y guardar, en nuestro corazón, las muchas impresiones que hemos recibido por todos nuestros sentidos. ¡¡Namasté!

Print Friendly, PDF & Email

Los comentarios están cerrados.